El aumento de los días de licencia es excesivo para el sector empresario 

La preocupación es por el incremento de los costos laborales que tendrán que afrontar si prospera la iniciativa. 

El proyecto de ley anunciado por el presidente Alberto Fernández de ampliar los días de licencia por nacimiento para los progenitores generó preocupación en el sector empresario sanjuanino porque advirtieron que se incrementarán los costos laborales al tener que buscar reemplazos porque consideraron que los plazos son excesivos. Además, dijeron que los complica porque en algunas tareas se trata de mano de obra calificada, que costará cubrir con personal idóneo, como ocurre por ejemplo en la minería.

El proyecto prevé una reforma al sistema de licencias a través de una modificación de la ley de contrato de trabajo. Además, crea una asignación por el mismo plazo de las licencias para monotributistas, monotributistas sociales y autónomos, beneficio que hasta el momento no existe en el país.

Para personas no gestantes, que antes se conocía como licencia por paternidad, el permiso va creciendo progresivamente de 15 días a 90 en 8 años. Para las personas que sí lleven adelante un embarazo, que se conocía como permiso de maternidad, la licencia se extiende a 126 días desde el día que se apruebe el proyecto (un aumento desde los 90 días actuales). Para adoptantes se reconocen por primera vez los derechos de licencia, que contempla 90 días desde el momento en el que se apruebe el proyecto.

Desde la Federación Económica de San Juan, Dino Minnozzi afirmó que hay que buscar una alternativa para “que las empresas no tengan impacto económico. Son cosas importantes, pero no urgentes. Un empleado le significa al empleador 14 sueldos, entre el salario mensual, el aguinaldo y las vacaciones. Si no trabajan 4 meses, hay que buscar un reemplazo. Habría que ver cómo bajar el impacto económico”, advirtió el dirigente.

Desde la Cámara Minera, Ricardo Martínez expresó que se trata “de una iniciativa que va a complicar a nuestro sector porque la oferta de personal capacitado es limitada, en algunas tareas no hay gente suficiente”. Por eso el dirigente advirtió que puede haber un impacto en la “productividad” y reclamó políticas para “mejorar la capacitación”.

Eduardo Garcés, de la Federación de Viñateros, dijo que “se trata de una complicación más para el que trabaja” y mencionó que “sin duda va a afectar los costos de la actividad”.

Desde la Unión Industrial de San Juan, Ricardo Palacios señaló que la medida va a provocar “un costo laboral adicional, siempre hablando desde lo económico sin dejar de tener en cuenta los derechos del trabajador”. Y agregó que “va a costar buscar un reemplazante por ese tiempo para determinadas tareas”.

Hermes Rodríguez, referente de la Cámara de Comercio, destacó que la llamada licencia para “no gestantes” será cubierta por la seguridad social, Anses, es decir, el Estado. Pero reconoció que “si se analizan los números en frío, a ningún empleador le va a gustar tener que gastar en cubrir una vacante por más días. Será un tema a discutir”.

Enrique Velasco, de la Cámara Empresarial de la Construcción, describió la situación en el sector de la construcción “en el que una buena parte de los trabajadores están en plena etapa de consolidación de sus familias y de tener hijos por lo que va a ser difícil mantener los planteles de gente. Desde lo laboral va a tener un impacto importante en las economías de las empresas”.

El proyecto también crea la licencia por adopción, un derecho que hoy no existe porque hay un vacío legal sobre el tema. Así, por un lado se crea una licencia para futuros adoptantes que será de 12 días, y que sirve para el período de visitas, conocimiento y primeras vinculaciones. Luego, la licencia por adopción será de 90 días. También se crea una licencia de 2 a 6 días para cuidar o acompañar a una persona que pase por tratamientos de fertilidad.

El Gobierno nacional impulsa el proyecto de ley “Cuidar en igualdad”, relacionado al Sistema Integral de Cuidados, una norma que involucra al Estado y lo obliga a crear políticas públicas para que los trabajos de cuidado, históricamente considerados del ámbito privado y femeninos, sean públicos y de todos los géneros. El proyecto define derechos, las políticas de cuidados y la población a alcanzar, en particular de quienes cuidan niños y adolescentes.

No gestantes

La licencia “por paternidad” pasará a llamarse de “no gestantes”. De 2 días pasará a ser de 90. El esquema es progresivo y comienza con la sanción de la ley, entonces la licencia será de 15 días, a los dos años será de 30 días, a los 4 años pasa a 45 días, a los 6 años a 60 días y cuando se cumplan 8 años de la ley se completará el esquema de 90 días. Esta idea de progresividad se tomó de otros países que hicieron lo mismo.

Gestantes

La licencia “por maternidad” se llamará de “personas gestantes”. Hoy esa licencia es de 90 días, pero pasará a ser de 126 para adecuarse a las recomendaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). También se crea la licencia por adopción, que hoy no existe porque hay un vacío legal sobre el tema. Así, por un lado se crea una licencia para futuros adoptantes que será de 12 días. Luego, la licencia por adopción será de 90 días.

Comunicate en vivo con nosotros!