Putin alivió la presión militar sobre Ucrania y tendió una mano a EEUU y la OTAN

El presidente dijo que Rusia estaba lista para discutir ya temas que la OTAN sí aceptó poner sobre la mesa, como limitaciones recíprocas al despliegue de misiles de alcance intermedio en Europa del Este y a maniobras militares.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, dijo este martes que su país está dispuesto a continuar conversaciones con Estados Unidos y la OTAN sobre su seguridad, y su Gobierno anunció la retirada de algunas tropas que estaban cerca de la frontera con Ucrania y que, según Occidente, serían usadas para una invasión inminente, pero Washington y París se mostraron cautos al respecto.

Los comentaros de Putin y el anuncio del repliegue, tomados con escepticismo por Ucrania y la OTAN pero bienvenidos por Alemania y Francia, parecen aventar temores a una guerra en el corto plazo y aumentan las esperanzas de una reducción de las mayores tensiones entre Rusia y Occidente desde el fin de la Guerra Fría.

También el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, celebró el anuncio de Moscú, pero con cautela, porque su país “aún no ha verificado” esa retirada y “los analistas indican que siguen estando en una posición muy amenazante”.

En conferencia de prensa junto al canciller alemán, Olaf Scholz, en Moscú, Putin lamentó que Estados Unidos y la OTAN hayan rechazado sus exigencias de que Ucrania no ingrese a la alianza atlántica y que ésta deje de entregar armas al Gobierno ucraniano y retire sus fuerzas de países de Europa del Este.

Putin dijo que Rusia estaba lista para discutir ya temas que la OTAN sí aceptó poner sobre la mesa, como limitaciones recíprocas al despliegue de misiles de alcance intermedio en Europa del Este y a maniobras militares, pero que Moscú no renuncia a sus principales exigencias y que es necesario que Occidente acceda a debatirlas.

“Estamos dispuestos a seguir el camino de la negociación”, dijo, y reiteró que “por supuesto” Rusia no quiere una guerra y que por eso pidió un diálogo.

“Queremos que nuestras preocupaciones sean oídas y tomadas seriamente”, agregó.

Horas antes, el Ministerio de Defensa ruso había anunciado un repliegue parcial de tropas que participaron de ejercicios cerca de la frontera con Ucrania, aunque no precisó dónde estaban y cuántos eran esos soldados.

Los mercados y el rublo, la moneda rusa, repuntaron luego del anuncio, que llegó luego de que el canciller ruso, Serguei Lavrov, recomendara el lunes públicamente a Putin dar más tiempo a las conversaciones con Occidente pese a su rechazo de las exigencias rusas.

El Departamento de Defensa de Estados Unidos dijo que sus analistas estaban evaluando el anuncio de retirada de Rusia.

Y horas después Biden zigzagueó con el anuncio: dijo que un ataque ruso es “una gran posibilidad”, insistió en que “hay que darle todas las oportunidades a la diplomacia” y fue prudente sobre el movimiento de tropas rusas.

En tanto, la Cancillería rusa informó que Lavrov habló por teléfono con su par estadounidense, Antony Blinken, y le pidió un “diálogo pragmático”.

Rusia desplegó a miles de soldados en los últimos meses en su frontera con Ucrania, con la que limita por el Oeste, para lo que había descrito como “maniobras militares” y sin precisar su número.

Estados Unidos afirma que los soldados rusos apostados cerca de la frontera son 130.000 –Biden habló de 150.000-, divididos en tres frentes, y desde hace semanas dice que Rusia planea invadir a su vecina exrepública soviética, con cuyo Gobierno está enfrentada.

Rusia, que siempre negó pretender lanzar una invasión, presentó el anuncio de retirada como prueba de que las acusaciones de Occidente eran una mentira para generar discordia, tensiones y miedo.

“El 15 de febrero de 2022 pasará a la historia como el día en que fracasó la propaganda de guerra de Occidente. Humillados y destruidos sin que se haya disparado un solo tiro”, dijo en Twitter la vocera de la Cancillería rusa, Maria Zajarova.

El Ministerio de Defensa ruso publicó imágenes de algunos tanques y blindados que eran subidos a un tren. También el Gobierno ucraniano y la OTAN manifestaron sus dudas.

“Rusia hace declaraciones constantemente. Por eso tenemos esta regla: no creas lo que oyes, cree lo que ves. Cuando veamos las tropas retirarse, creeremos en la desescalada”, dijo el canciller ucraniano, Dmytro Kuleba.

En Bruselas, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, dijo que la alianza aún no tenía constancia de que Rusia haya reducido su presencia militar cerca de la frontera y que todavía podría atacar a su vecino.

Líderes europeos han hecho grandes esfuerzos para tratar de calmar la situación, luego de semanas de tensiones que los dejaron en medio de Rusia y Estados Unidos y que elevaron los ya de por sí altos precios de la energía, dada su dependencia del gas ruso.

La reunión de Scholz de este martes con Putin en Moscú llegó un día después de mantener otra en Kiev, la capital ucraniana, con el presidente Volodimir Zelenski.

“El hecho que sepamos ahora que algunas tropas están siendo retiradas es una buena señal. Esperamos que otras sigan”, dijo Scholz junto a Putin.

Francia, otro país interesado en evitar una guerra, también considera el anuncio del repliegue un “signo positivo”, dijo el vocero del Gobierno, Gabriel Attal.

El presidente Emmanuel Macron habló con Biden y ambos consideraron una buena señal la movida de tropas rusas, aunque juzgaron que esa retirada debe ser verificada.

Rusia y Ucrania están enfrentados desde 2014, cuando el entonces Gobierno ucraniano afín a Moscú fue derrocado por una ola de protestas y reemplazado por el actual.

Poco después, Rusia se anexionó la península ucraniana de Crimea y apoyó a milicias alzadas en armas en el este de Ucrania en rechazo al nuevo gobierno.

Más de 14.000 personas murieron desde entonces en combates entre el Ejército ucraniano y las milicias, que proclamaron repúblicas independientes en dos provincias ucranianas, sin ningún reconocimiento internacional.

Este martes, la Cámara baja del Parlamento (Duma) ruso aprobó una resolución que pide a Putin reconocer esas dos provincias como repúblicas independientes, pero Dmitry Peskov, el vocero del presidente, aclaró que “aún no se tomó una decisión sobre ese tema”.

Fuente: Telam

Comunicate en vivo con nosotros!