MÓNICA FEIN: “QUEREMOS UN SOCIALISMO AUTÓNOMO Y CAPAZ DE GENERAR POLÍTICAS PARA SALIR DE ESTA CRISIS”

La exintendenta de Rosario y diputada nacional mandato cumplido se postula para presidenta del partido del “puño y la rosa”. La interna será el próximo domingo en gran parte del país

Después de haber sido la primera intendenta mujer de la ciudad de Rosario y ocupar el cargo durante dos períodos; después de ser diputada nacional y también funcionaria durante la gestión de Hermes Binner en la municipalidad, Mónica Fein encara un nuevo desafío: ser la primer mujer en presidir el Partido Socialista (PS) a nivel nacional en 125 años de historia. Con las internas planteadas para el próximo domingo 18 de abril, recorrió el país para compartir su propuesta con militantes de distintas provincias. “Estamos visitando distintas provincias para fortalecer una idea de un socialismo fuerte, autónomo y amplio, que construya consensos lo suficientemente sólidos para definir y llevar adelante una propuesta política que nos permita salir de esta profunda crisis sanitaria, social, económica y política”, plantea la dirigente, quien llamó a dejar atrás “antagonismos que son funcionales a los sectores más concentrados, a que todo siga igual o, lo que es peor, a que las desigualdades se profundicen”, sostiene la actual secretaria general del PS, que cuenta con el apoyo explícito de los exgobernadores de Santa Fe, Antonio Bonfatti y Miguel Lifschitz.

-¿Con qué mensaje llega su sector a cada lugar?

“Nos presentamos como una alternativa que busca generar políticas de Estado para revertir las desigualdades que hace tiempo se vienen cristalizando en nuestro país. Lo hacemos con una profunda vocación de diálogo porque creemos que es el primer paso para salir de la polarización en la que estamos hace ya muchos años y que frena las discusiones fundamentales, que son las que tienen que ver con los problemas reales de la gente. Desde el socialismo tenemos la convicción de que se puede y se debe gobernar pensando en los sectores más dificultades y necesidades enfrentan”

-En cada parada, aprovecha para mantener encuentros con mujeres socialistas…

“Si, porque nos toca vivir un momento muy particular, donde se han plasmado muchos avances pero queda mucho por avanzar, y en muchos casos de manera urgente. Entonces, he charlado sobre temas de coyuntura, como el debate sobre el proyecto de la Ley Nacional de Emergencia en Violencia, y otros más de fondo, como el lugar de las mujeres en los partidos políticos. De las tres expresiones políticas nacionales, el radicalismo, el socialismo y el justicialismo, es la primera vez que una mujer puede dirigir un partido de estas características. Esto habla de los tiempos que corren y del rol de las mujeres. Las mujeres están siendo protagonistas de un nuevo tiempo en el mundo y en el país, y no tengo dudas de que va a ser muy beneficioso que cada vez más mujeres ocupen espacios de decisión, ya sea en la política como en otros ámbitos”.

-En un escenario polarizado como el que se encuentra la Argentina, pareciera que es muy difícil no quedar entrampado en la grieta. ¿Qué posición tiene el sector que usted representa?


“Nosotros creemos que la realidad nos impone el desafío de definir un rumbo claro, una estrategia, una agenda política y un programa de acción. Trazar un rumbo nacional que se nutra de cada experiencia, cada territorio, y tenga claro hacia donde quiere llevar el barco del Partido Socialista. Ahora bien, los acuerdos tienen que ser programáticos y nosotros hemos tenido muchas diferencias con el macrismo mientras fue gobierno. Tampoco impulsamos un frente contra ningún sector en particular, es decir, un rejunte cuyo único objetivo sea ganarle a tal o cual. Por el contrario, creemos que hay que ampliar y extender la experiencia del Frente Progresista de Santa Fe, con organizaciones sociales y con sectores políticos que quieran sumarse por compartir los valores del progresismo, una visión del rol del Estado, y de las instituciones de la república. Argentina necesita un espacio progresista en serio, que pueda ofrecer a la sociedad la perspectiva de un futuro mejor”.

-¿Es posible esquivar la polarización que vive la Argentina?

“Nosotros sostenemos hace mucho que estos antagonismos son funcionales a los sectores más concentrados, a que todo siga igual o, lo que es peor, a que las desigualdades se profundicen. Mientras nosotros nos peleamos, hay un grupo que gana porque los problemas reales no se debaten y las verdaderas políticas de Estado nunca llegan ni se discuten los errores que llevaron a que el 50% de la población sea pobre y la Argentina no logre encontrar el sendero del desarrollo. Desde el Socialismo, hace años que proponemos la creación de un Consejo Económico, Social y Político. Esto es poder sentarnos en una mesa y, más allá de nuestras diferencias, pensar en el desarrollo sustentable del país. El progresismo debe convocar a ese proceso y no sumarse a ninguno de esos polos. Estamos convencidos de que la mayoría de la población quiere dejar atrás este juego de suma cero y avanzar sobre la base del diálogo y la concertación, el disenso y el acuerdo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comunicate en vivo con nosotros!