El Gobierno analiza medidas para ralentizar contagios ante un escenario posible de aumento de casos

La ministra de Salud Carla Vizzotti aseguró que se buscarán acciones en la unidad geográfica mínima y precisó que Argentina no tiene actualmente circulación de ninguna de las variantes nuevas. No está considerado volver al confinamiento aunque sí establecer horarios en que se restrinja la circulación, como sucede en Europa..

El Gobierno nacional continuaba este miércoles trabajando para definir “lo antes posible” una batería de medidas que permitan ralentizar el alza de contagios de coronavirus pero descarta por el momento la posibilidad de disponer un confinamiento o restricciones a la circulación para franjas horarias.

Fuentes oficiales precisaron esta tarde a Télam que si bien las medidas de restricción de circulación nocturna “fueron efectivas” en momentos en que se registró un pico de casos, “hoy no se está estudiando ninguna restricción para una franja horaria”.

“Una medida de restricción de circulación nocturna ya fue aplicada con éxito luego del pico de casos a fin de año por las fiestas y demostró ser efectiva ya que después los casos se estabilizaron y bajaron”, explicaron las fuentes oficiales consultadas.

Los mismos voceros dijeron que “en un escenario sanitario similar, no se descarta la aplicación de una medida de estas características” pero aclararon que “hoy no se está estudiando ninguna restricción para una franja horaria ni ningún tipo de confinamiento”.

La ministra de Salud, Carla Vizzotti, declaró esta mañana que existe un “consenso claro” entre la Nación y las provincias en torno a que, “si hay un aumento de casos, lo importante es tomar medidas lo más temprano posible en la unidad geográfica mínima y, en lo que hace a la circulación de personas, no apuntar a un confinamiento sino a franjas horarias”.

En este punto, en una entrevista que brindó esta mañana a Radio La Red, Vizzotti puso como ejemplo el caso de municipios donde, eventualmente, se podría avanzar con una diferenciación “por barrios”, en relación a la aplicación de eventuales medidas restrictivas para mitigar la propagación del coronavirus en un contexto de alza en el número de contagios.

Las fuentes oficiales consultadas por esta agencia señalaron en ese sentido que “dentro de las lecciones aprendidas en el primer año de la pandemia en cuanto a la circulación de las personas, se evidencia la importancia de tomar medidas lo más temprano posible en la unidad geográfica mínima”.

La ministra explicó que el Gobierno trabaja para avanzar con la implementación de “medidas adicionales” para ralentizar la llegada de una segunda ola de coronavirus, “antes de Semana Santa, en la que se prevé mucha movilidad de personas”.

Entre esas medidas, señaló, se analiza la de exigir un PCR pago, a cargo de las personas que regresan al país desde el exterior.

La Casa Rosada viene analizando diversas alternativas desde hace varios días, especialmente luego del aumento sostenido de casos en los países sudamericanos y un alza en los números de contagios en las regiones más pobladas de la Argentina.

En ese sentido, el martes por la tarde, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, se reunió en Casa de Gobierno con el ministro de Transporte, Mario Meoni, y con funcionarios del Ministerio de Salud y de la Secretaría Legal y Técnica para definir en los próximos días medidas restrictivas.

Según explicaron fuentes gubernamentales, esas medidas que podrían regir “desde el fin de semana”, buscarían reducir “fuertemente” el ingreso de personas desde el exterior a partir de “drásticas restricciones” en la frecuencia de vuelos.

En la mañana del miércoles, la ministra Vizzotti otorgó mayores detalles sobre la posición oficial que, por estas horas, tiene un motivo central ya definido e incuestionable: “La idea es desalentar el turismo externo y alentar el interno”.

En ese marco, descartó la posibilidad de que se implemente el sistema de hoteles para que los residentes argentinos que arriben al país desde el exterior cumplan allí con el confinamiento.

En el mismo sentido había opinado el ministro de Defensa, Agustín Rossi, cuando -durante un acto con motivo del 45 aniversario del último golpe militar- dijo que el gobierno “desaconseja” los viajes al exterior “durante el fin de semana (de Pascuas) y que aquellos que pueden hacerlo, se reorienten hacia el interior de la Argentina”.

Mientras tanto, Vizzotti remarcó que “no es una buena idea el turismo a países donde circulan las nuevas cepas” y aclaró que la Argentina no tiene, al momento, “circulación predominante de ninguna de las variantes nuevas”.

En paralelo, las autoridades provinciales implementarán medidas para realizar un “seguimiento exhaustivo” de los ciudadanos que arriben con Covid positivo, con el objeto de que cumplan estrictamente con la cuarentena establecida para esos casos, añadieron las fuentes.

Respecto del panorama epidemiológico general, la ministra afirmó que “si hay algún aumento de casos, lo importante es tomar medidas lo antes posible, no esperar a tener un aumento acelerado”.

La máxima responsable de la cartera Sanitaria dijo también que se está “en situación de alerta desde hace semanas, no solo por la situación de la Argentina sino por la global, (por lo que ocurre en) el hemisferio norte y los países vecinos como Uruguay, Brasil, Chile y Paraguay”.

Fue en ese sentido que, desde hace varios días, se vienen sucediendo diversas reuniones de las que participaron funcionarios de diversos ministerios y reparticiones como Seguridad, Transporte y Migraciones, pasando también por encuentros y diálogos con gobernadores y autoridades sanitarias provinciales.

Vizzotti también se refirió al aumento de casos de Covid-19 que tuvieron varias jurisdicciones en comparación con las últimas semanas, y aseguró que el número de notificaciones de contagios de ayer (9.405) “hay que evaluarlo en el contexto, (ya que) un solo día no es tendencia”.

“Hoy es feriado, hay que hacer el promedio semanal, pero las regiones más pobladas han tenido más casos”, reconoció la funcionaria.

Sobre la posibilidad de postergar la aplicación de la segunda dosis de las vacunas, Vizzotti dijo que “es algo que venimos analizando desde un principio”, y mencionó que “el Reino Unido lo hizo, Canadá también y tuvieron buenos resultados respecto a la mortalidad”.

“El concepto más importante es que no se va a dar una sola dosis, se van a dar las dos, pero se puede diferir la segunda dosis; eso podría redundar en un beneficio sanitario que vimos en el Reino Unido, donde bajó mucho la mortalidad”, explicó la ministra en la entrevista que concedió esta mañana.

Fuente: Télam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comunicate en vivo con nosotros!