Salvador Allende: a 50 años del sueño socialista

Hace 50 años, el 4 de noviembre de 1970, Salvador Allende asumió la presidencia de Chile como el primer mandatario socialista elegido democráticamente en el mundo. El hecho repercutió con fuerza en América Latina, que vivía un ciclo de depresión y malestar tras las esperanzas despertadas pocos años atrás por la Revolución cubana.

La región estaba en el preámbulo de la ‘década perdida’ de 1980, cuando las deudas externas impagables, los voluminosos déficits fiscales y las inflaciones incontrolables produjeron la caída de gobiernos democráticos y una militarización creciente. En medio de esta situación, el triunfo de Allende alentó a las fuerzas progresistas en la región y en todo el planeta.

En Colombia, donde Allende recibió diez meses después la entusiasta bienvenida de estudiantes y militantes de izquierda, aún reverberaba la excitación por la discutida elección presidencial en la que el general Gustavo Rojas Pinilla, apoyado por un partido opuesto al establecimiento, disputó el triunfo voto a voto al candidato del Frente Nacional, Misael Pastrana Borrero .

Así como el triunfo de Allende fue recibido con entusiasmo popular en todas partes, la reacción de los dictadores militares apoyados por Estados Unidos y la del gobierno de Washington fue exactamente la contraria. El mundo estaba en medio de la Guerra Fría y la sola palabra ‘socialista’ producía escalofríos en la Casa Blanca, donde el presidente Richard Nixon no tardó en iniciar un bloqueo económico contra Chile.

El programa de Allende incluía la nacionalización del cobre, la principal fuente de ingresos del país ; la adopción de un sistema educativo universal y obligatorio, y una reforma agraria que gobiernos anteriores habían intentado sin éxito debido a la resistencia de los grandes terratenientes.

Las clases altas de Chile y las fuerzas de derecha encabezadas por el Partido Nacional –que enfrentó la candidatura del expresidente Jorge Alessandri a la de Allende – se oponían radicalmente a ese programa. El candidato socialista ganó por menos de cuarenta mil votos el 4 de septiembre y por esto la elección se realizó en el Congreso el 24 de octubre. Allí, su triunfo fue asegurado por el apoyo de la Democracia Cristiana, que había participado en la contienda con la candidatura de Radomiro Tomic.

La elección se produjo en medio de gran tensión por el grado de radicalización en que estaba la política chilena . El clima se enrareció aún más con varios hechos de violencia, el principal de los cuales fue el secuestro y asesinato del comandante del Ejército, general René Schneider, ejecutado por un comando paramilitar del grupo derechista Patria y Libertad. Pero nada de esto impidió que el Congreso consagrara la elección de Allende por 153 votos contra 35 de Alessandri.

El 11 de septiembre de 1973 se produjo el Golpe de Estado en Chile.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comunicate en vivo con nosotros!