Aerolíneas Argentinas vuelve a volar a Nueva York: sólo podrán volar quienes renuncien a ser repatriados

Los vuelos empezarán en agosto y serán los primeros que la compañía realice a ese destino desde la suspensión temporaria de las operaciones, a mediados de marzo

Luego de cinco meses, la empresa volará dos frecuencias a Nueva York en agosto

Luego de cinco meses sin operaciones en esa ruta, la compañía Aerolíneas Argentinas confirmó que volará dos frecuencias a Nueva York los días 20 y 27 de agosto. Los vuelos son los primeros que la compañía realizará desde la suspensión temporaria de las operaciones ocurrida a mediados de marzo y están dentro del régimen de operaciones especiales.

A diferencia de otras operaciones especiales que viene realizando la compañía aérea desde marzo, estos vuelos se podrán comprar con los beneficios del Hot Sale, que ofrece 12 cuotas sin intereses con todos los bancos y tarjetas. Los pasajes tienen un precio de entre $106.000 y $120.000, según la fecha de regreso. Estos son los únicos vuelos previos al 1º de septiembre que la empresa incluye en el evento anual de comercio electrónico.Los que viajen tienen que firmar una renuncia a una eventual repatriación o asistencia del Estado en el caso de que se cierren las fronteras

“Los Estados Unidos no tienen impedimento de ingreso para los argentinos. Pero los que viajen tienen que firmar en Migraciones, a la salida, una renuncia a una eventual repatriación o asistencia del Estado en el caso de que se cierren las fronteras. Es la única condición”, explicaron desde Aerolíneas Argentinas.

Esta semana, la aerolínea lanzó ofertas y promociones de pasajes para volar a destinos en la Argentina y también en el exterior, en el marco del Hot Sale 2020. A pesar de las restricciones que aun se mantienen para los vuelos comerciales, la empresa prevé retomar sus actividades en agosto para los vuelos locales —la autorización va a depender de los ministerios de Transporte y Salud— y en septiembre para los internacionales.

Durante las primeras 24 horas de transcurso del Hot Sale 2020 se vendieron cerca de 27.000 boletos superando incluso, la venta registrada en 2019. El 91% de la compra de billetes fue dirigida a los vuelos domésticos.

Aerolíneas ofrece para los vuelos domésticos 20% de descuento y 12 cuotas sin interés con las tarjetas de créditos de todos los bancos. Por ejemplo: 12 cotas de $222,87 para vuelos a Córdoba; de $275 para Mendoza; $389 para el Calafate y Ushuaia, $376 a Bariloche; $391 a Jujuy y $300 a Tucumán. Las tarifas son flexibles y permiten cambiar la fecha —siempre que sea en la misma temporada— sin penalidad o diferencia tarifaria.Durante las primeras 24 horas de transcurso del Hot Sale 2020 se vendieron cerca de 27.000 boletos superando incluso, la venta registrada en 2019

En el caso de los vuelos internacionales, hay financiación con 12 y 6 cuotas sin interés con tarjetas de todos los bancos para los 20 destinos en el exterior que tiene la compañía. Algunos precios: los pasajes a Madrid tendrán un valor de $72.000 (12 cuotas de $6.000). En el caso de Rio de Janeiro, cuotas de $1.620 para temporada baja y $2.292 para temporada alta. Para Nueva York, cuotas de $4.620 en temporada baja y $9.266 en temporada alta. Y Roma, cuotas de $6.805 o $11.718.

La temporada alta es de 17 de diciembre al 17 de febrero. Y también del 30 de marzo al 6 de abril, según indicaron desde la compañía. “Deseamos como compañía poder volar en el período de tiempo más corto posible con un producto atractivo para la temporada alta. Es el momento propicio para cambiar el foco con precios realmente atractivos”, explicó Fabián Lombardo, director comercial de la empresa, la semana pasada en una charla virtual con periodistas de la que participó Infobae.Deseamos como compañía poder volar en el período de tiempo más corto posible con un producto atractivo para la temporada alta

A pesar de las restricciones, la compañía aérea también apuesta a reactivar el turismo receptivo y estará haciendo promociones de tarifas en países fuera de la Argentina, que estará supeditado a la apertura de fronteras. La promoción será de 20% de descuento para pasajes con fecha del 1º de diciembre al 30 de marzo. Estará vigente para quienes viajen desde el exterior a la Argentina y la promoción estará vigente desde el 1º al 15 de de agosto para Sudamérica y los Estados Unidos y del 16 de agosto al 31 de agosto para Europa.

La compañía ya tiene delineada cuál será su programación de vuelos internacionales a partir del 1º de septiembre, con una reducción de las frecuencias en función de la situación global. Incluye tres vuelos semanales a Miami, Bogotá, Lima, Santa Cruz y Asunción; dos a Nueva York y Cancún, uno a Punta Cana. Y vuelos diarios a San Pablo, Rio de Janeiro y Montevideo.La compañía retomará su operación comercial en rutas internacionales en septiembre (Gustavo Gavotti)La compañía retomará su operación comercial en rutas internacionales en septiembre (Gustavo Gavotti)

Con respecto a los vuelos domésticos, aun no hay una fecha definida para reiniciar las operaciones. La idea es que sea durante agosto, aunque depende de la autorización del ministerio de Transporte. La compañía propuso tres alternativas, que están siendo analizadas: un esquema troncal desde Buenos Aires, con 35 destinos locales y un 22% de actividad con respecto a la prepandemia; vuelos triangulares con salida de Buenos Aires; y vuelos triangulares, con centro en Córdoba.

Desde la compañía, señalaron que en los últimos tres meses su facturación cayó un 95% con respecto al año anterior. “Entre enero y junio, tuvimos una caída de 65% de la facturación con respecto al año pasado”, precisó Lombardo. “El mercado doméstico comenzó a reaccionar muy tímidamente. También hay una mayor preponderancia de reservas a Miami y el Caribe. En el caso de Europa, es más lento”, agregó el ejecutivo.

Una vez que no haya restricciones, la compañía prevé retornar a la actividad con un esquema de vuelos reducido con respecto a la prepandemia. Las previsiones, que corresponden a organismos internacionales, creen que puede ser entre 36% y 55% con respecto al cronograma que se tenía previamente.

“La programación tiene que contemplar que esos vuelos puedan alcanzar al menos el 70% de su capacidad de ocupación. Con un porcentaje más bajo, no son rentables”, explicó Lombardo.

El año pasado, la compañía recibió financiamiento por parte del Estado por unos USD 680 millones. Aun no se sabe cuánto se requerirá durante 2020, si se tiene en cuenta la fuerte caída de los ingresos; pero en la empresa estiman que podrán tener una proyección a partir de septiembre.

Fuente: Infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Comunicate en vivo con nosotros!