Monica Coca en Los Intocables: Definiciones en el Consejo Superior de la UNSJ

Propuesta para prorrogar las elecciones y será la Asamblea la que definiría los mandatos, entre otros temas en tiempo de cuarentena. Diálogo con el programa de radio conducido por Carlos Castro Espinosa y Hugo Cárdenas. (ESCUCHAR AUDIO DE RADIO)

AUDIO DE RADIO

La Vicerrectora de la Universidad Nacional de San Juan (UNSJ) Mónica Cocca confirmó que los pedidos de prorroga del actual proceso electoral fueron girados a la Dirección de Asuntos Legales, área que deberá elevar un dictamen.
Coca estuvo de manera virtual en el programa Los Intocables que se emite todos los sábados en vivo por Radio Alas y Cadena Vidal.
La Vicerrectora dio detalles sobre los temas considerados por el Consejo Superior que deliberó de manera virtual por la pandemia. El cuerpo aprobó por unanimidad la prórroga del presupuesto. Además se refirió a las propuestas esgrimidas para resolver las medidas a adoptar en tiempos de cuarentena.

Asimismo, Mónica Coca compartió “Breve apunte en aislamiento

N° 1- Sin ánimo de rigor científico. Les ofrezco estas reflexiones solo desde la honestidad de mis sentimientos. Insisto en la brevedad para sumar a más lectores. Aunque reconozco que algunos conceptos deberían extenderse.
En estos días sin duda excepcionales que estamos viviendo, escuché o leí, que muchos acontecimientos se entienden mejor por sus efectos y no por sus causas. Seguramente es así en varios casos.
Pero también es cierto -y esto me resulta realmente importante en estas circunstancias- es más interesante y trascendente leer los sucesos que atraviesan al mundo hoy, Coronavirus mediante, en ritmo de consecuencias, de efectos.
Es improbable determinar el número y categoría de efectos que se generarán. Seguramente a lo largo de los meses, de los años, se irán poniendo en la palestra de la investigación secuelas de los tiempos de temor, incertidumbre, soledad, dolor que estamos viviendo.
También es totalmente cierto que esta singular situación mundial tiene aspectos positivos. Cuesta verlos, e inclusive pueden decirme “de que valen” o “no necesitamos tantas muertes para verlos”.
¿Están seguros?
Los seres humanos justificamos, en cada catástrofe, tanto acciones solidarias como crueles. Y esta pandemia no ha sido diferente.
Pero quiero señalar dos efectos que percibo como muy significativos. El primero, es el rol del Estado y en esto solo me remito a lo publicado profusamente por muchos pensadores, académicos, filósofos, políticos (esta última no es una mala palabra).
Sin el Estado ¿dónde estaríamos hoy? El estado democrático en el que vivimos cumple con su función. En estas circunstancias extraordinarias podemos resumirla en “protegernos”. El rol central del estado es necesario e imprescindible. El mercado tiene otra razón de ser. No podemos esperar del mercado las acciones propias de nuestra organización política. Por ello destaco el papel del estado democrático en una sociedad del siglo XXI. En cuanto al control, esta es otra acción que se debe ejercer. Como ciudadanos tenemos esa premisa. Es decir proposición que funda una conclusión. Nuestro rol de ciudadano responsable.
No acepto delegar en no sé bien qué, el rol del estado.
El segundo efecto positivo que he sentido en carne propia, es la cualidad afectiva de las redes sociales. Sensación antes advertida, sin comprenderla, en los nativos digitales. Soy una confesa “inmigrante digital”. Hoy entiendo -en algo- lo que sienten los nativos.
Los que me conocen saben sobre mi trabajo y defensa en pro de la educación a distancia. En estos tiempos corroboro que no estaba errada. Pero debo reconocer que ha sido para mí una sorpresa descubrir la calidez humana en formato digital. Insisto a los nativos digitales les sorprenderá mi sorpresa…
En el inicio de la cuarentana pasamos junto a mi familia uno de los momentos duros de la vida. Y lo pasamos, tal como lo es todo en estos tiempos, de manera extraordinaria. En soledad. Solo los miembros más cercanos. Y no extrañamos a nadie. Porque estuvieron junto a nosotros todas, todos, nuestros familiares, colegas, amigas, amigos. Estuvo toda la contención, todo el cariño, todo el afecto, en formato WhatsApp. Nunca lo hubiera pensado!!! El amor no tiene distancia física y un WhatsApp siempre puso a una persona querida, respetada, a mi lado.
Como no puedo escindirme de mi condición de docente, investigadora, vicerrectora, defensora de la educación universitaria pública, laica, gratuita; estas dos condiciones están en la universidad que defiendo. En su deber y compromiso, con una clara vocación de contención afectuosa de todas y todos.
Si algunas-algunos quieren agregar, enriquecer o no están de acuerdo BIENVENIDO SEA. Abramos un espacio de reflexión e intercambio. Que no carecerá de cariño y respeto.


Esp. Lic. Mónica G. Coca
Vicerrectora
Universidad Nacional de San Juan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 
Comunicate en vivo con nosotros!