Virtualidad y Pandemia

Por Américo Sirvente:

Director Centro Tecnológico Educativo UNSJ – Docente e Investigador

Leemos “Desde el 16 de marzo y por 30 días, la TOTALIDAD DE LAS CLASES se realizarán 100% en forma virtual”, noticia difundida por Uniandes de Colombia.  https://uniandes.edu.co/es/noticias/comunidad/nuevas-medidas-de-proteccion-y-prevencion

“Aceleran la implementación de aulas virtuales en Chile” y “El 85% de los alumnos del IPLACEX cursan on line”. https://www.df.cl/noticias/df-lab/transformacion-digital/estallido-social-y-arribo-del-coronavirus-a-chile-aceleran-las-aulas/2020-03-10/174956.html

La Universidad Estatal a Distancia de Costa Rica, tiene sedes en cada pueblo y existe una excelente cultura digital para llevar la Universidad y su formación a todos los cantones y pueblos.

En Colombia, incluso tienen varias universidades que transmiten por tv satelital sus clases y se pueden seguir por internet.

Muchos otros países desde hace tiempo tienen políticas intensas en formación a distancia.

Desde 2012, en Argentina se inició una gran campaña de distribución de tecnología y una inmensa red de fibra óptica que atravesaría el país. Lamentablemente esta idea fue discontinuada, lo que nos deja con algunas deficiencias desde la infraestructura comunicacional y lo formativo.

Ahora, la pandemia, nos impide la participación masiva de personas en ambientes de aglomeración, incluso los mayores tienen que extremar precauciones para evitar el contagio.

En otras áreas, como la banca, se está potenciando el uso de homebanking y de aplicaciones en el celular, para minimizar la asistencia a los bancos. Muchas gestiones en oficinas públicas también se virtualizaron, apuntando al ciudadano digital, con menor desplazamiento y ahorro de tiempo.

Aquí es donde la formación virtual cobra fuerza, por la unión de varios factores positivos: aislamiento social, tiempo libre, desplazamientos mínimos.

Pero también nos encontramos con dificultades: falta de políticas en educación a distancia, mala conectividad, escasa formación docente en uso de tecnología digital.

En la Universidad, tenemos en cada Unidad académica, grupos de entusiastas docentes e investigadores con preparación para contribuir a colaborar en la virtualidad de clases, cursos y posgrados, no obstante, no se visualiza una política que enfoque estas habilidades a objetivos comunes y ambiciosos.

Tenemos pocos casos de cursos o clases virtuales, motivados generalmente por docentes entusiastas, pero que no responden a una política global integradora.

La Universidad tiene, en algunos de sus integrantes,  formadores en competencias digitales a docentes, con lo que rápidamente, de existir política a tal fin, permitiría hacer que toda la planta pueda desarrollar sus propios materiales digitales de manera tal que sus alumnos los accedan desde computadoras y celulares.

La tecnología actual también permite que, con una breve capacitación, se pueda usar internet para las prácticas e incluso evaluaciones a distancia.

La Universidad debe ser atravesada por la tecnología, desde lo administrativo, para minimizar la burocracia; difusión de la investigación y extensión, para poner en valor la producción académica (que es mucha) y fundamentalmente la formación de alumnos virtuales, para prepararlos al siglo XXI.

Déjanos tu opinión en https://www.facebook.com/medhime

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 
Comunicate en vivo con nosotros!