La interna justicialista

Por Mónica sueldo

El partido Justicialista sanjuanino se prepara para elecciones internas. Pero, qué es realmente lo que está en juego en estas internas? Muchos hablan de liderazgos, de distanciamientos entre las cabezas visibles de esta gran fuerza política, de diferencias de criterios. Sin embargo, recorriendo departamentos de San Juan y charlando con dirigentes locales y las bases peronistas, uno se da cuenta que lo que se juega es más profundo.


Quienes quieren recuperar el partido, incluido en este concepto la sede provincial, hablan de recuperar la dinámica y la alegría que caracterizó siempre a este movimiento. Quieren ser coherentes con la Nación, seguir lo marcado por Alberto y Cristina, tanto en lo que se refiere a acciones concretas del gobierno nacional, como al camino político marcado por ellos.
Quienes quieren seguir manejando los rumbos del peronismo local hablan de renovación, sin dar mayores detalles sobre el tema, y no se sienten muy cómodos con el liderazgo que ostenta Cristina Kirchner, actual vicepresidenta. Prefieren un dirigente como Urtubey.


El peronismo es un movimiento amplio, que aglutina en su interior sectores variados, con direcciones que muchas veces parecen opuestas. Su doctrina es única, pero la interpretación que de ella hace cada sector suele tener diferencias.


“Desde la Nación se levantaron las banderas de la Justicia Social y la Soberanía Política, y es lo que se debe llevar a la práctica en todo el territorio nacional si realmente se quiere poner a La Argentina nuevamente de pie”, dicen los peronistas históricos. “Ya no hay espacio para mirar para el costado y no preocuparse realmente de lo que sucede”, agregan, criticando actitudes de quienes hoy dirigen el gobierno provincial.


El corazón peronista es el que lleva ventaja en las internas sanjuaninas. Y contra el latido de ese corazón que marca el rumbo hacia donde la mayoría de los afiliados quiere dirigirse, es muy difícil oponerse. Se juegan ideas?, si; liderazgos?, también; criterios sobre la forma de hacer política?, por supuesto; pero lo que más está en juego es la pasión peronista, la que se mueve desde las bases, la que hace saltar lágrimas de alegría, la que llena de vocación de servicio a la militancia y sus dirigentes. Quien represente esa pasión triunfará en las próximas internas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 
Comunicate en vivo con nosotros!