Derogan el protocolo para el uso de armas y Taser, y revocan el Servicio Cívico Voluntario

De ese modo quedó dispuesto mediante la Resolución 1231 del Ministerio de Seguridad de la Nación, a cargo de Sabina Frederic, publicada hoy en el Boletín Oficial.

El Ministerio de Seguridad de la Nación derogó hoy los protocolos para el uso de armas de fuego y de las Taser, revocó el Servicio Cívico Voluntario y el Programa Ofensores en Trenes, todas medidas que habían sido promovidas por la ex ministra Patricia Bullrich.

Así lo expresa la Resolución 1231 del Ministerio de Seguridad que encabeza Sabina Frederic.

En los fundamentos de dicha resolución, se establece que “autorizar la utilización del armamento letal ante el mero acaecimiento de una fuga o resistencia a una detención, si quien lo hace no encuadra en una situación estricta de “peligro inminente de ocasionar muerte” -tal como lo expresaba el Protocolo de Bullrich- atentaba contra “el principio de proporcionalidad y racionalidad del uso de la fuerza letal; principios que, junto con la excepcionalidad y la progresividad, rigen el accionar policial en el modelo de un Estado Democrático de Derecho.

En tanto por las armas Taser, se ordena que se elabore un protocolo que “regule integralmente las condiciones de recaudo bajo los cuales los cuerpos especiales de las fuerzas policiales y de seguridad que se hallen facultados para el uso de las armas electrónicas menos letales, puedan proceder a su empleo, previa capacitación específica”.

Asimismo, la norma conocida hoy deroga la resolución que creó el Servicio Cívico Voluntario de Valores, dirigido para jóvenes de 16 a 20 años.

En los considerandos, se indica que “las finalidades y funciones asignadas a Gendarmería no guardan correlación -mucho menos en democracia- con los objetivos y fundamentos del Servicio Cívico Voluntario, de tal modo que las tareas encomendadas a esa fuerza son completamente ajenas a las competencias asignadas al Ministerio de Seguridad.

Finalmente, también se deja sin efecto la norma que creó el Programa Ofensores en Trenes, por medio del cual los efectivos de fuerzas de seguridad podían solicitar el DNI a los usuarios de ferrocarriles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Comunicate en vivo con nosotros!